ACTIVIDAD FÍSICA

y la calidad de vida en la tercera edad

Los beneficios de la actividad física

Cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente

Siempre se ha observado una relación entre la actividad física y la salud. Pero no fue hasta los años 70 cuando se comienza a considerarla actividad física como una vía para promover la salud, la prevención, el tratamiento y la rehabilitación de las enfermedades.

Actualmente hay un alto interés en promover la salud entre los más mayores. Se ha visto relación entre el estilo de vida que llevamos durante toda la vida y la capacidad funcional cuando llegamos a la tercera edad. Es importante mantener un estilo de vida saludable durante nuestra juventud y madurez para tener una mejor calidad de vida al envejecer.

Aún así, independientemente del estilo de vida anterior, es muy importante fomentar el envejecimiento activo. Realizar actividad física, relacionarse con grupos sociales, potenciar el sentimiento de autoeficacia i autonomía, son aspectos que nos ayudaran durante esta etapa a preservar y cultivar una vida saludable y prevenir enfermedades o aspectos relacionados con el deterioro cognitivo.

Beneficios fisiológicos de la práctica de actividad física:

  • Mejora del sistema cardiovascular
  • Mejora del sistema respiratorio
  • Mejora del sistema musculoesquelético
  • Mejora del sistema locomotor
  • Entre otros

Beneficios psicológicos relacionados con la actividad física:

  • Atención
  • Memoria
  • Razonamiento
  • Estabilidad emocional
  • Satisfacción
  • Disminución del estrés
  • Efectos positivos sobre la depresión, ansiedad, etc.

Varios estudios sobre la actividad física y sus beneficios para la salud, señalan que las personas mayores que se mantienen activas tanto haciendo ejercicio como participando en reuniones sociales refieren una mayor satisfacción con la vida que las personas mayores con una vida más sedentaria e inactiva.

Maria Garreta, Psicóloga colegiada nº 21887

Referencias bibliográficas:
Barriopedro Moro, M. I., Eraña de Castro, I., & Mallol, L. (2001). Relación de la actividad física con la depresión y satisfacción con la vida en la terceraedad. Revista de psicología del deporte, 10(2), 0239-246.

ACTIVIDAD FÍSICA:

A medida que nos hacemos mayores nos cuesta más imaginarnos realizando actividad física / deporte, aún así es importante intentar mantenerse activo en la medida de lo posible.

  • Salir a caminar
  • Hacer estiramientos de distintas partes del cuerpo
  • Rutinas diarias para activar los distintos músculos y articulaciones
  • Bailar
  • Nadar
  • Practicar algún deporte

Cada persona tiene que adaptar las actividades a sus capacidades y necesidades, priorizando siempre la salud y el bienestar.