APRENDIZAJES

en la tercera edad

¿Cómo y por qué seguir aprendiendo?

Adaptabilidad y recursos

Las persones mayores también tienen derecho a acceder a la formación y educación continuadas. Muchos países fomentan la formación en la tercera edad, des de programas universitarios hasta cursos enfocados a esa etapa vital. Hacernos mayores no tendría que significar que ya no podemos aprender.

¿Por qué promover aprendizajes en los adultos mayores?

  • El Estado y la sociedad tienen que ser promotores de este derecho a la educación. Suprimirlo puede llevar a la marginación de este colectivo.
  • Las personas mayores necesitan una mayor adaptación a los cambios y transformaciones de la sociedad. Esta adaptación exige espacios formativos, formales (universidades, escuelas, centros, etc.) e informales (familia, amigos, comunidad, medios de comunicación).
  • Garantiza / promueve la participación social de las personas mayores, colectivo que cada vez va a ser más importante por el crecimiento demográfico.

Para que todo esto sea posible tiene que ser efectiva la creación de espacios de formación continua, dónde las personas pueda acceder y que esta sea adecuada para los sujetos a los que va dirigida.

Aprender siempre suma a la experiencia vital y a las interrelaciones con los demás. Si conseguimos potenciar este aprendizaje también ayudamos a que las personas estén más integradas y se puedan adaptar a la sociedad cambiante en laque vivimos.

Evitemos la marginación de este colectivo y fomentemos entre todas una educación plena y extensiva a todo el ciclo vital.

Maria Garreta, Psicóloga colegiada nº 21887

POSIBILIDADES FORMATIVAS

  • Universidades: Las aulas de extensión universitaria para los adultos mayores acercan los conocimientos universitarios a un colectivo de personas con edades comprendidas entre 60 i 97 años, actualmente. Se imparten seminarios y conferencias con rigor académico sobre cualquier temática que contribuya a la formación de las personas que participan.
  • Escuelas de adultos: Imparten diferentes formaciones para enriquecer conocimientos y desarrollar capacidades. A partir de los 18 años, ofrecen formaciones en lengua, informática, entre muchas otras.
  • Centros Cívicos: Espacios dónde se organizan talleres, formaciones y todo tipo de actividades, para todas las edades, promoviendo la red con la comunidad y la integración en grupos de con intereses similares.