EDUCACIÓN EMOCIONAL

Aprender a gestionar y regular nuestras emociones

Regulación emocional

¿Conocemos nuestras emociones?

La educación emocional tendría que ser un aspecto clave en el aprendizaje de cualquier persona, Su finalidad es el desarrollo de competencias emocionales que contribuyan a un mejor bienestar personal y social. Nos ayuda a conocer nuestras emociones, aprender a identificarlas, darnos espacio para poderlas entender y también poderlas gestionar.

Como ya sabemos las emociones aparecen en respuesta a algún estímulo externo y/o interno que genera una respuesta emocional en nosotros. A veces no es fácil identificar lo que sentimos, las emociones primarias son las que identificamos con mayor facilidad, pero hay emociones secundarias que muchas veces no son tan fáciles de reconocer.

La inteligencia emocional incluye las habilidades para percibir con precisión, valorar y expresar las emociones así como la habilidad de comprenderlas y regularlas. De esto deriva la importancia del desarrollo de la competencia emocional que se entiende como el conjunto de conocimientos, capacidades, habilidades y actitudes necesarias para comprender, expresar y regular de forma apropiada fenómenos emocionales..

Competencias emocionales (Bisquerra, 2003):

  • Conciencia emocional: Tomar conciencia de la propias emociones y de las emociones de los demás.
  • Regulación emocional: Capacidad para manejar las emociones de forma apropiada. Relación entre emoción-cognición y conducta.
  • Autonomía personal: Conjunto de características relacionadas con la autogestión personal, autoestima, actitud positiva, responsabilidad, capacidad de buscar ayuda y recursos, autoeficacia-emocional, etc.
  • Inteligencia interpersonal: Capacidad para mantener buenas relaciones con otras personas.
  • Habilidad de vida y bienestar: Capacidad para adoptar comportamientos apropiados y responsables de solución de problemas personales, familiares, profesionales y sociales.

Maria Garreta, Psicóloga colegiada nº 21887

Referencias bibliográficas:
Alzina, R. B. (2003). Educación emocional y competencias básicas para la vida. Revista de investigación educativa, 21(1), 7-43.

ESTRATEGIAS DE REGULACIÓN EMOCIONAL:

Cuando aparece una emoción, que en ese momento producirá una respuesta impulsiva, sin poder controlar nuestra conducta ni las consecuencias que esa puede generar, hay estrategias que nos pueden ayudar a regular esa reacción emocional:

A corto plazo:

  • Cerrar los ojos.
  • Respirar.
  • Cambiar de espacio.
  • Contar hasta 10, 20…
  • Frases que nos hagan sentir bien.
  • Enfriamiento.

A largo plazo:

  • Distracción conductual: cambiar de actividad.
  • Hacer actividades que nos generen bienestar: tomar el sol, relajación, etc.