LA COMUNICACIÓN

La importancia de la comunicación asertiva

Los distintos estilos comunicativos

Los tres perfiles de la asertividad

La comunicación es la herramienta principal para poder entendernos y comprendernos entre las personas. Cuando pensamos en la comunicación con las personas mayores es muy importante que se sientan escuchadas y entendidas. A veces parece que el ritmo que llevamos no nos permite parar y dedicar el tiempo necesario para construir una comunicación fluida con las personas mayores, donde puedan expresar lo que sienten, piensan etc., de manera sana.

La asertividad es la capacidad de autoafirmar los propios derechos, sin dejarse manipular y sin manipular a los demás. Nos permite expresar aquello que sentimos, pensamos, deseamos sin dañar al otro y teniendo en cuenta a la persona que tenemos delante.

Los tres perfiles de la asertividad son un continuo por el cual nos vamos moviendo.

AGRESIVIDAD – ASERTIVIDAD – SUMISIÓN

Quién usa la agresividad para comunicarse normalmente defiende en exceso sus derechos e intereses, sin tener en cuenta a los demás.

La persona que tiene un estilo más sumiso a la hora de comunicarse, normalmente no se respeta a sí misma ni defiende sus intereses. En el afán de complacer a los demás, tiene tendencia a evitar el conflicto y no acostumbra a expresar lo que siente.

También podemos encontrar personas que usen la pasivoagresividad para comunicarse, y su principal estrategia sea el “chantaje emocional”.

Preguntémonos qué estilo comunicativo tenemos y cómo podemos aprender a ser más asertivos. De esta manera la comunicación con los demás mejorará.

Cuidemos de las personas mayores que nos rodean procurando tener una comunicación asertiva con ellas y dejando estilos más agresivos o sumisos que no nos ayudan a sentirnos cerca de las personas que queremos.

Maria Garreta, Psicóloga colegiada nº 21887

UNA PERSONA ASERTIVA…

  • Sabe decir “No” o mostrar una postura determinada.
  • Sabe realizar peticiones.
  • Se autoafirma.
  • Resuelve conflictos de forma que se respeten ambas partes.
  • Reacciona con autoestima a las críticas.
  • Emite críticas de manera respetuosa.
  • Negocia acuerdos.
  • Sabe expresar sentimientos.
  • La asertividad es algo que se aprende, nadie es totalmente asertivo o no asertivo , esto también dependerá de la situación en la que nos encontremos. Aún
    así, si practicamos podremos comunicar mejor y comprendernos mejor.