LA MEMORIA

Aprendizaje y supervivencia

¿Qué es la memoria?

¿Qué papel tiene en nuestra vida?

La memoria es uno de los procesos más importantes para la supervivencia de las personas. Este permite que existan mecanismos como el aprendizaje, la toma de decisiones, entre otros. En definitiva, la memoria está estrechamente relacionada con el desarrollo del individuo en su entorno y el comportamiento que este tendrá en las distintas situaciones.

La memoria nos permite almacenar información y después utilizar esa información para adaptarnos al medio que nos rodea. Mediante experiencias pasadas, las personas aprendemos a responder al entorno y nos vamos adaptando y desarrollando en él.

Este proceso se ha estudiado durante años y se ha llegado al consenso de que existen distintos tipos de memoria y entre todas ellas nos permiten: Recibir estímulos del exterior, almacenar información brevemente o a largo plazo, hacer aprendizajes inconscientes, recordar información del mundo en general y gestionar información de futuros eventos. Sin ser conscientes, la memoria participa en casi todas las acciones que hacemos las personas.

Cuando nos hacemos mayores, uno de los procesos que se ve más afectado es la memoria, empezamos a olvidar alguna cosa, o no nos acordamos de algo que nos han dicho o nos cuesta recordar algún hecho del día a día. Se tiene que tener en cuenta que hay un deterioro de la memoria que se considera “normal”, este es posible que se presente llegada cierta edad y es un leve deterioro de la memoria y del procesamiento de la información (se enlentece el pensamiento). Cuando se trata de un deterioro propio de la edad no tiene porque afectar a las actividades de la vida diaria (AVD’s) ni presentar una evolución hacia el empeoramiento de otras funciones cognitivas. Este proceso es conocido como DEMAE (Deterioro de la Memoria Asociado a la Edad).

Por otro lado, si se presenta un deterioro de las funciones cognitivas, incluida la memoria, de forma gradual y progresiva, capaz de afectar a las actividades de la vida diaria, nos podemos encontrar delante de un deterioro cognitivo leve (DCL) o algún tipo de demencia.

Maria Garreta, Psicóloga colegiada nº 21887

RECOMENDACIONES:

Para conocer el proceso que están pasando las personas mayores que tenemos cerca, si muestran pérdidas de memoria, lo más recomendable es ir a ver un especialista y que este pueda hacer la evaluación y diagnóstico pertinente, ya que cada caso tendrá unas características concretas.

De esta manera podremos recibir la ayuda necesaria para intentar frenar el deterioro y que este no evolucione de forma rápida.

Existen ejercicios de estimulación cognitiva que pueden ayudar a trabajar la memoria, la atención y otras funciones cognitivas.