LAS RELACIONES SOCIALES

en la tercera edad

La importancia de las relaciones interpersonales

Fomentemos que las personas mayores sigan relacionándose.

A lo largo del ciclo vital las personas experimentamos cambios como pueden ser la jubilación. cambios en las relaciones y/o cambios en nosotros mismos (físicos, cognitivos, emocionales…). Esto provoca a menudo que el mundo dónde se relacionan e influyen las personas mayores se vea reducido así como también su red social. Hay un mayor riesgo de aislamiento social o soledad no deseada en las personas de edad más avanzada.

Las relaciones interpersonales tienen un efecto directo en el bienestar de las personas. Somos seres sociales y tenemos la necesidad de relacionarnos entre nosotros. En muchos casos las relaciones interpersonales de las personas mayores se ven reducidas al ámbito familiar. Se sabe que la relación con los familiares más cercanos es muy importante para el bienestar de las personas mayores, ya que se generan sentimientos de cariño y apoyo. Aún así es importante potenciar también las relaciones con los iguales, con gente de su edad con quien poder compartir experiencias, más allá de la familia.

El aislamiento no deseado se ha observado que está relacionado con un peor estado de salud y puede estar relacionado con la depresión, deterioro cognitivo, etc., de las personas mayores.

Ayudemos a romper con esta soledad no deseada y facilitemos las relaciones sociales de las personas mayores que nos rodean. Sea potenciando encuentros familiares así como encontrando espacios dónde la persona se pueda relacionar con gente de su edad.

También es importante que la persona siga sintiéndose parte de la comunidad, teniendo un papel activo en la sociedad. Este sentimiento de pertenecer a algo contribuye a tener una mejor autoestima, ya que nos ayuda a sentirnos útiles y capaces de aportar.

Disfrutemos de estar con los demás, aprendamos y compartamos. Tengamos la edad que tengamos, nadie tiene que sentirse solo. Acompañemos y ayudemos a las personas mayores para que puedan disfrutar de una vida social llena y sana.

Maria Garreta, Psicóloga colegiada nº 21887

ESPACIOS SOCIALES:

Estos espacios tienen que permitir que la persona mayor se sienta cómoda, que pueda establecer relaciones de confianza y disfrute de compartir experiencias con otras personas.

La situación sanitaria actual no permite disfrutar de las relaciones sociales como se podía hacer hasta ahora, actualmente tenemos que seguir las recomendaciones sanitarias.

Aun así, la soledad de las personas mayores no es algo que ha aparecido con el Covid-19, ya era una realidad que mucha gente vivía antes de la pandemia. Tenemos que trabajar todos juntos para procurar estos espacios y momentos de relación con y para las personas mayores.