MANTENGÁMONOS ACTIVOS Y ACTIVAS

Activemos nuestra mente y nuestro cuerpo

La importancia de cuidarnos

La actividad de nuestro cuerpo y nuestra mente ayudará a mejorar nuestro proceso de envejecimiento.

Actualmente vivimos más años y tenemos una mejor calidad de vida, esto es un hecho positivo para nuestras vidas.

El envejecimiento activo se define como el proceso mediante el cual se optimizan las oportunidades para poder disfrutar de un bienestar físico, social y mental durante toda la vida, con el objetivo de ampliar la esperanza de vida saludable, la productividad y la calidad de vida en la tercera edad.

Esta etapa de la vida no es sinónimo de dependencia e inutilidad, aunque a veces veamos la tercera edad como un coste para la sociedad y no como una etapa más de la vida dónde la persona aún puede aportar y tener un rol dentro de la sociedad.

Para ir afrontando las distintas etapas evolutivas de la vida hasta llegar a la tercera edad, es muy importante mantener activa nuetra mente. Una vez llegamos a una edad más avanzada, etapa en la que la mayoría de gente ya no trabaja y su ritmo de vida disminuye, no tenemos que dejar la mente parada, inactiva, todo lo contrario tenemos que seguir estimulándonos cognitivamente, sea con la lectura, ejercicios de memoria, atención, así como disfrutando de nuestros “hobbies”. Esto favorecerá un mejor envejecimiento de nuestra mente.

Mente sana in corpore sano“. Igual de importante es mantener un cuerpo sano, ya que se sabe que el hecho de mantener un cuerpo activo y en forma, contribuye a tener una mente más sana. Durante esta etapa de la vida es importante hacer ejercicio/actividad física en la medida de lo posible, sea andando, haciendo ejercicios en casa, nadando, entre otros.

Tenemos que cambiar de “chip” y ver la importancia de esta etapa de la vida. Si entre todos cambiamos la visión que tenemos de la gente mayor, así como las políticas sociales y de salud enfocadas al envejecimiento, conseguiremos este envejecimiento activo que todos/as esperamos.

Maria Garreta, Psicòloga col·legiada nº 21887

Referències bibliogràfiques:

Diputació de Barcelona et al. (2005) Polítiques locals per a un envelliment actiu.

AYUDEMOS A LAS PERSONAS MAYORES A MANTENERSE ACTIVAS

No subestimemos las capacidades de las personas mayores.

A veces nos cuesta imaginar las personas mayores que nos rodean haciendo ejercicio físico y puede ser que algunas personas ya no tengan ganas. Ayudemoslas, vayamos a andar con ellas, probemos de hacer ejercicio conjuntamente.

Por otra parte, la estimulación cognitiva se puede hacer de muchas maneras y una de las más sencillas se puede conseguir disfrutando de una conversación con esas personas mayores que tenemos cerca. Hagamos que nos expliquen sus experiencias, sus inquietudes, sus intereses, así también conseguiremos mantener la mente activa.